Skip to content

10 consejos para hacer burpees sin cansarte

 

De dónde venimos, a dónde nos dirigimos y cómo hacer burpees sin cansarte son las 3 preguntas que tienen a la humanidad en un “sinvivir”. Pero la verdad es que cansarnos es una de las razones por las que hacemos deporte, ya sean burpees, nadar, saltar a la comba o levantar peso, ya que al cansarnos mejoramos.

Llevar a nuestro cuerpo hasta un punto en el que deba esforzarse más es la única manera de que mejoremos nuestra condición física, tanto pulmonar como muscular.

Así pues lo sentimos, pero no puedes hacer burpees sin cansarte, pero sí puedes hacerlos de forma más eficiente para cansarte más tarde, y así es cómo te vamos a ayudar.

Por si has llegado hasta aquí y todo esto te suena un poco a “chino”, empecemos por el principio.

¿Qué son los burpees?

Sí, los burpees, esta palabra no se suele escribir en singular porque siempre hacemos más de uno.

Los burpees son un ejercicio que implica a prácticamente todo nuestro cuerpo. Empezamos de pie con los pies a la altura de nuestras caderas, nos dejamos caer en un cuerpo a tierra controlado hasta que nuestro pecho toca el suelo. Ahí con un movimiento llevamos los pies a la posición original y nos ponemos de pie para dar un salto y una palmada sobre nuestra cabeza, al apoyar los pies repetimos y volvemos a empezar.

20230825-5I1A1822

Por regla general se realiza con tu propio peso corporal, aunque siempre puedes ponerte un chaleco lastrado y sufrir más. Igualmente, este que te hemos contado es el Burpee Original, pero hay decenas de adaptaciones; con salto al cajón, sin salto, con dominada, tocando una diana, sobre la barra, sobre la kettlebell

Los burpees son un movimiento ideal para calentar o para usarlos dentro de un wod, créeme allí donde los pongas van a ser un punto de inflexión en tu desempeño ese día. Este ejercicio sencillo de ejecutar y que parece fácil y asequible en las primeras repeticiones se convierte de golpe y casi sin avisar en una tortura para tus músculos, tus pulmones y tu corazón, y esto es lo que queremos tratar de controlar.

 

¿Cómo hacer burpees sin cansarte?

1) Haz muchos.

Suena fatal, lo sabemos, pero debes saber lo que se siente al cansarse por ellos. Debes reconocer en qué momento flaquea tu técnica para poder ser más eficiente.

 

2) Perfecciona la técnica

Debes ser muy escrupulosa con esto. Cuanta mejor técnica tengas menos errores cometerás que te generarían un mayor cansancio debido a la ineficacia.

 

3) Cuerpo a tierra

La bajada inicial debe ser un cuerpo a tierra pues es lo que menos te va a costar efectuar. Si bajas en sentadilla van a ser muchas sentadillas innecesarias, y si bajas con una pierna y luego la otra igualmente vas a cansar más tus piernas y brazos.

 

4) No descanses en el suelo

Acaba cada repe, te cueste lo que te cueste. Esto te hará descansar menos veces y además hacerlo en una mejor posición, levantado.

 

5) Cae en pies planos y haz un puente

Cuando pases de tumbado a apoyado en pies y manos, haz que de un movimiento, como si te levantaran verticalmente con una cuerda por tu cintura, tus pies lleguen a la altura de tus caderas plantando el 100% en el suelo, no caigas en puntillas. Igualmente no te quedes en sentadilla, crea un puente con piernas y brazos.

 

6) Salta lo justo

No te canses sin razón. Si estás haciendo burpees originales debes saltar ( es decir, despegar ambos pies del suelo a la vez) pero con que pase un folio bajo ellos es suficiente. Bueno, debe darte tiempo a dar una palmada sobre tu cabeza. Pero no hacen falta saltos muy enérgicos.

 

7) No corras

A menos que sea el final del wod y te queden 10 o menos burpees nunca corras haciéndolos. Correr es la mejor manera de cansarte antes de tiempo. Distribuye tu energía con cabeza, cuando lleves muchos hechos sabrás cuál es el punto crítico, evita llegar a él.

 

8) Descansos cortos

Como decíamos antes, descansa cuando estés de pie, esto evitará que descanses “de más”, ya que seguro que también acabarás queriendo descansar de pie. Y trata de que sean descansos cortos, coge aire, y sigue.

 

9) Sigue el ritmo

Tienes que crearte tu ritmo, en este ritmo tardas lo mismo en caer, que en levantarte que en saltar. Es como una canción, pim – pim – pim los segundos entre los pims son tu ritmo. Tardarás en encontrar el tuyo pero cuando lo hagas tu vida será mucho más fácil. Cíñete a él, y no lo infravalores en las primeras series.

 

10) Descansa un poco más

Si llegas a un punto donde ves que flaqueas en técnica irremediablemente, ponte en pie y tómate un descanso un poco más largo. Piensa en qué estás fallando y haz hincapié en solucionarlo.

Pese a todos estos consejos, los más importantes son los 2 primeros, sobre ellos recaen todos los demás.

Y recuerda que los burpees son así, los amas y los odias con, casi, la misma intensidad.